martes 31 de enero de 2023 - Edición Nº106

Nutrición | 20 ene 2023

Hábito con riegos y beneficios

¿Es recomendable tomar café en ayuna?

Es la bebida elegida por millones de personas para comenzar el día. Los especialistas analizan los riesgos y beneficios de este hábito.


Por: Basada en nota de TN

Para muchas personas, disfrutar de una taza de café recién hecho a primera hora de la mañana es una manera innegociable de empezar el día, pero la idea de que tomar un sorbo sin haber comido pueda dañar el estómago (o contribuir a otros padecimientos como distensión abdominal, acné, caída del cabello, ansiedad, problemas de tiroides) alcanzó tanta popularidad como incredulidad.

Según Kim Barrett, catedrática de Fisiología y Biología de las Membranas en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, campus Davis, y miembro de la junta directiva de la Asociación Americana de Gastroenterología, los investigadores han estudiado desde la década de 1970 los beneficios y perjuicios del consumo de café, sobre todo en relación con el estómago. Por suerte, este puede soportar todo tipo de irritantes, incluido el café.

“El estómago tiene muchas maneras de protegerse”, afirmó Barret. Por ejemplo, secreta una mucosidad espesa que crea una capa protectora poderosa entre el recubrimiento del estómago y lo que comes. Esa capa también protege al estómago de su propio entorno ácido natural, el cual es necesario para descomponer los alimentos, explicó. Tendrías que consumir una sustancia muy agresiva “para vulnerar las defensas del estómago, ya que se encuentra constantemente en un entorno muy adverso y perjudicial”, comentó Barret. “Así es como el estómago hace su trabajo”.

¿Cómo afecta el café al estómago?

Es bien sabido que sustancias irritantes como el alcohol, el humo del tabaco y los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno (Advil, Motrin) o el naproxeno (Aleve), alteran los mecanismos de defensa naturales del estómago y dañan su recubrimiento, afirmó Byron Cryer, jefe de medicina interna del Centro Médico de la Universidad Baylor en Dallas. Su laboratorio de investigación se especializa en comprender cómo distintos medicamentos y otras sustancias químicas pueden dañar el estómago y el intestino delgado.

Aunque ciertos irritantes pueden hacer que el estómago sea más vulnerable a la formación de ácido y úlceras, múltiples estudios a gran escala han revelado que no es el caso del café. Por ejemplo, un estudio de 2013 en el que participaron más de 8000 personas que vivían en Japón, no encontró ninguna relación significativa entre el consumo de café y la formación de úlceras en el estómago o el intestino, incluso entre los que bebían tres tazas o más al día.”No es probable que el café, ni siquiera concentrado, provoque lesiones en el estómago”, señaló Cryer.

“Y mucho menos en las dosis habituales de las bebidas comunes”.No obstante, el café sí tiene un efecto en el sistema digestivo: puede acelerar el colon y favorecer el tránsito intestinal, además de que aumenta la producción de ácido en el estómago.Fuera de este órgano, es bien sabido que la cafeína del café aumenta el ritmo cardiaco y la presión arterial, y si lo bebes demasiado cerca de la hora de acostarte, puede alterar el sueño, pero estos cambios son temporales, dijo Cryer.

¿El aumento de la acidez estomacal puede provocar algún problema?

Es poco probable que beber café en ayunas cause un daño al estómago, pero en teoría podría provocar acidez, aseveró Barrett. Sabemos que el café desencadena la producción de ácido estomacal, pero si tienes comida en el estómago o si tomas el café con leche o crema, eso fungirá como un amortiguador que ayuda a neutralizar ese ácido. Así que tomar café, en especial si es negro, sin alimentos, puede reducir el pH del estómago más de lo que lo haría si lo tomaras con leche o con comida, comentó Barrett.

Aunque un pH ligeramente más bajo no supone ningún problema para el revestimiento del estómago, sí podría plantear un problema para el recubrimiento del esófago, ya que es mucho más vulnerable a los daños causados por el ácido. Además, algunos estudios han demostrado que el café puede relajar y abrir el esfínter que conecta el esófago con el estómago, lo que en teoría podría permitir que el ácido del estómago salpique el esófago con más facilidad y cause síntomas desagradables de acidez.

Entonces, ¿qué debo hacer?

En la práctica, como gastroenteróloga, por lo general les aconsejo a mis pacientes que tomen en cuenta sus síntomas. Si notan un ardor constante en el pecho o un sabor agrio en la boca después de tomar café, tal vez sea bueno reducir la cantidad que beben o considerar la posibilidad de tomar un antiácido. Añadir un chorrito de leche o crema o un bocado de comida con la taza de la mañana también puede ayudar, pero si no notas ningún síntoma, quizá seas alguien que no experimenta un reflujo importante después del café y puedas seguir tomándolo tranquilamente.

Cryer suele tomar café con leche o capuchino, pues dice que la leche vaporizada reduce la acidez y añadió que, en general, beber café tiene muchos beneficios para la salud, pues se le asocia con la longevidad, un riesgo menor de padecer enfermedades cardiovasculares y con la protección contra muchos tipos de cáncer, como el de hígado, próstata, mama y colorrectal.”Hay muchas más pruebas de los beneficios del café que de sus efectos nocivos”, concluyó Cryer, algo que vale la pena tener en cuenta mientras ves contenido sobre el consumo de café en las redes sociales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias